martes, 15 de julio de 2014

Orgullo 2014: Gaypsters, marimarcas y Gran Hermano

Antes de comenzar y ante las hordas de quejas y de mochofanes mandándome mails amenazatorios con amenazas múltiples aquí va la prometida foto.

Una vez cumplido lo prometido vamos al tema, Orgullo 2014, pero si ya nos contaste lo que te pasó pensaréis, pero si ya ha pasado más de una semana, anda que vas tú a tiempo bonito, pensarán otros, pero uno que es de naturaleza reflexiva ha preferido dejar unos días para procesar todo lo sucedido (bueno el hecho de pasarme una semana descansando de las salidas nocturnas y el que me haya ido una semana a la playa puede que también haya tenido algo que ver con el tema de los retrasos todo hay que decirlo).

Uno que de naturaleza es más bien asocial, suele huir del putocentro.com en esos días de aglomeraciones y multitudes que suponen el orgullo gay, pero ante la habitual visita de amigos de fuera de Madrid en éstos días hubo que hacer un esfuerzo y salir por el orgullo, tras el fiasco del Viernes el Sábado estaba dispuesto a todo.




Así que primera parada de día de Sábado, por supuesto la manifestación, que a lo mejor suena impopular y que el objetivo de Anna Bottle ha sido joder al personal, pero creo que gana mucho en la Castellana, se pierde cierta sensación de espectacularidad que daba ver la Gran Vía hasta arriba de gente, pero en temas de comodidad, seguridad y poder apreciar mejor el desfile no hay color en la mejora.




De la manifestación a los ya consabidos problemas para cenar, (más de hora y media de espera y eso que nos alejamos bastante de Chueca) y de ahí al deambular entre un maremagnum de gente por la calle y en locales de dudosa reputación bailando cual musculoca cualquiera (pero esta información solo estará disponible en la futura publicación de mis memorias).

Pero como ya dije al principio no es éste un post para hablar de los desfases de esa noche que eso ya quedo atrás, si no para compartir ciertas reflexiones de lo que el orgullo 2014 nos dejo.

1. Gran Hermano: Se confirma otra vez más que las fiestas del Orgullo Gay son como un microcosmos dentro del ya consabido microcosmos que es moverse por el ambiente, y al igual que en Gran Hermano, durante el orgullo todo se magnifica, las divas son megadivas, o mejor aún, megadivas del coño, las maricas malas sacan todo su arsenal a relucir y las puedes ver en cualquier esquina haciendo el informe de todo aquel que pasa, con antecedentes, cornamentas pasadas y presentes e incluso informe médico de los susodichos, los conocidos pasan a ser amigos de la muerte, con abrazos, muestras de cariño y promesas de a ver si nos vemos más éste año que nunca se cumplirán (¿estamos a fin de año?, da igual como si lo fuera), etc, etc y a mi tanta intensidad como que me satura al final.


2 Gaypsters: Observo con cierta inquietud que el fenómeno hipster cobra fuerza en el ambiente gay y yo en un alarde de imaginación he comenzado a llamarles Gaypster (término pendiente de registro en la propiedad intelectual), y a mi ese rollo de soy cool, marco tendencia pero huyo de las modas, todo aquello que le guste a un elevado número de personas da asco porque pertenezco a una élite de gente con buen gusto y odiamos al resto de gente aborregada, pues como que me aburre. ¿Qué no sabes lo que es un gaypster?, si hombre seguro que los has visto, su look más común suele ser una mezcla de voy sucio pero limpio, peinado pero despeinado, parece que no me he afeitado la barba en años pero sin embargo cada pelo está colocado de manera estratégica al milimetro, etc, etc ...


3 Marimarcas: Por último y en contraposición con el punto anterior crece el número de marimarcas, me refiero a aquellas marcas de ropas, teléfonos móviles, etc, etc que triunfan en el mundo gay, si durante el orgullo mirabas al suelo podías ver cientos de zapatillas (#yonodigozapas) New Balance de distintos tipos de colores, camisetas DC, por supuesto calzoncillos Calvin Klein AussieBum o Addicted, asomando por encima del pantalón y no olvidemos el famoso dicho no hay marica que se precie que no tenga un iPhone, y esto me lleva a preguntarme si ninguna agencia de publicidad ha pensado nunca en explotar el nicho comercial del mundo gay, tanto que se dice que somos un lobby que movemos mucho dinero (serán los demás porque lo que soy yo) y creo que no he visto ni una campaña mayoritaria destinada al público homosexual, si obviamos los anuncios de calzoncillos que tienen un punto que no se yo, al menos un tanto ambiguo es, pero ninguna marca que yo sepa ha lanzado un mensaje claro buscando ese mercado.



P.D: En un momento de ensoñación acabo de imaginarme una batalla cruenta por las calles de chueca entre gaypsters y marimarcas cual jets y sharks en West Side Story, creo que eso indica que debería irme a dormir.


20 comentarios:

  1. ¿Y lo bien que te lo has pasado? Al final no vas a ser tan antisocial como dices. :D

    Los de las marimarcas y los gaypsters es digno de estudio, yo que hasta hace poco me sentía un bicho raro porque siempre me ha gustado llevar barba y ahora le entra el hype a todos estos. Advenedizos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no es solo la barba, si no esa estética tan cuidada para parecer descuidada de barba densa, laterales de la cabeza rapado, flequillo larguísimo pero engominado y gafas de pasta, ufff perezón perezón, pero cada uno que vaya como quiera por supuesto.

      Eliminar
    2. Llevo vistiendo igual desde hace años, mis amigos tienen bautizado mi estilo como siniestricool (no te asustes, lo de siniestri es porque me gusta mezclar colores apagados con detalles en otros colores más llamativos pero sin dar el cante y con todo el rollo este de los hipsters de repente resulta que ahora se ponen ropa que llevo usando añós, sobre todo las camisas de cuadros y las sudaderas con dibujos. No veas que cara de gilipollas se me queda a veces

      Eliminar
    3. Así que fuiste tú el que iniciaste la moda hispster eh, barba, ropa siniestrocool, ajaaaaaaaaaa, ¿no llevarás gafas de pasta de colores fluor?

      Eliminar
    4. No, como ya digo no me gusta ir dando el cante ni creerme Lady Gaga (aunque me guste), no uso gafas de vista, sólo lentillas, y mis gafas de sol son todo negras. :)

      Eliminar
  2. ¿Que las marcas no explotan el público gay? ¿Hace cuánto que no abres un Shangay, nena?
    Lo de la foto: ME HAS SACADO CON TODO EL BARRIGÓN, CABRÓN.
    Tendré que compensarlo con una foto rectificativa.
    Lo de gran Hermano es total, los hipsters también, en lo que no estoy de acuerdo es en la marca de los calzoncillos. ¿Calvin Klein? So 90's! Ahora son Addcited, Aussiebum, ES, NastyPig... Calvinclein dice...

    Ah, no te vi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy uy uy el mocho que quejicoso está, eso debe ser por cierta foto con barriga :P, el shangay no vale para mi planteamiento porque es una revista específica para el mundo homosexual, he dicho que no hay ninguna campaña en un medio generalista dedicada exclusivamente al mundo gay, en una revista gay pues claro, no van a hacer campañas dedicada a los obispos (aunque hay unos cuantos). En lo de los calzoncillos me pillas, no se lo que se lleva ahora, se ve que estoy anticuadaaaaaaaaa

      Eliminar
  3. Lo de las campañas gays será para que a los pijos del aifon no les digan que su móvil es de maricones. (Cámbiese aifon por la marca correspondiente del producto que sea). Somos todavía "asín" de borregos.

    Pues vaya, veo que te dio para bastante. ¿Y una semana en la playa? ¿Y nos lo sueltas así, sin lubricante ni anestesia ni nada?

    Yo aún tengo pendiente mi crónica, así que mira, a todo hay quien gane...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la playa solo el fin de semana. Que estuvo bien para desconectar pero es un poco palizon de coche hacer 1200 kilómetros en apenas dos días

      Eliminar
  4. Andrew Christian, Bikkenburgerskings de esos

    ResponderEliminar
  5. Tercer intento...es que voy tres y me da fatiga...a ver si un abrazo nada más te llega

    ResponderEliminar
  6. Que cabrón el blogger, ese sí me le pasó...bueno, a ver por partes: que me mondé al ver colocado el video de Fresita y la vaca como imagen de tu saturación ante la intensidad humana, jajajaja...

    ResponderEliminar
  7. ...vale, pues además decir que el tema de las marcas se me va, se me va ¡y paso!, porque me supongo mi presupuesto no está a la altura del lobby gay ese de los cohonne...

    ResponderEliminar
  8. Un comentario en fascículos, ¡que vergüenza!...¿será que me enrollo mucho?... bueno, y que West Side Story es lo más, me encanta la película y más aún la música, así que un precioso fin de post.
    Abrazo reiterado, felices vacaciones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nene que se te va el dedo con los comentarios jejeje. Muchas gracias por todos. Y si, yo también soy amante de los musicales y West side Story de los que más. La de veces que la habré visto

      Eliminar
    2. es que no sé que pasaba que cuando lo publicaba todo junto no me dejaba...el dedo le tengo -normalmente- controlado jajaja

      Eliminar
  9. Desgay, está visto que fuiste al orgullo con un buen maricuaderno para tomar notas y reflexionar durante esos ratos en la playa. :)

    Los gaypsters me dan mucha pereza; mira que tienen su punto (son monillos), pero sólo pensar en las cienes y cienes de horas que habrán estado cavilando su look casual... Las marimarcas son muuuuuuy pesadas, pero, ahora que lo pienso, igual lo digo desde la envidia del que tiene un presuuesto ajustadito. ¿Tendré alma de marimarca? ¿Será mi sueño llevar Aussiebum a pares?... ¡No! Si no llevo calzoncillos... Uysss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero bueno mr haddoquin yo pensando en usted como un referente moral y me sale en plan comando con todo sueltecito. Aussiebum? Definitivamente no estoy muy al día respecto a marcas de calzoncillos

      Eliminar
  10. las marcas que me permite mi presupuesto son estas y estas y estas otras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja estoy deseando comprarme una camiseta Pumba

      Eliminar