jueves, 22 de enero de 2015

Vivir a base de polvos

Sé que no es el mejor modo de vivir, pero cuando las circunstancias se dan así hay que aguantar mientras se pueda, y ya me dice G que así no voy a acabar bien, pero es que, y pese a que uno de mis propósitos de éste año era dejar un poco de lado el tema de postear sobre mis marrones laborales, ha habido varias vueltas de tuerca en éstos últimos tiempos, con denuncias, juicios, despidos, amenazas, reuniones, pasilleo, etc ... vamos, la jungla pura y dura.




Y curiosamente en ésta ocasión y gracias a mi nueva actitud zen esta vez no he salido perjudicado como solía pasar en éstos casos, yo calladito y a lo mío, pues finalmente he mejorado algo, tampoco demasiado todo hay que decirlo, en horarios y condiciones (no económicas, si no laborales), pero claro antes de ello hay que pasar por un tiempo de adaptación, lo que conlleva a muchos cambios de turnos, juntar periodos largos sin librar, etc ... hasta que todo se estabilice, que creo que ya solo queda una semanilla para eso, pero la verdad que se está haciendo duro, así que entre el trabajo, la casa, pasar tiempo con G. etc ... no me queda tiempo para nada, y eso ha hecho que últimamente sobreviva a base de polvos, y no de los que tú piensas vil mente sucia, si no de los alimenticios.




Estos son algunos de los ejemplos de mi dieta desde que acabaron las navidades, unido a múltiples platos precocinados ya que no solo de polvos puede vivir el hombre y hay que darle algo de variedad a la dieta, pero es que de verdad que no me da tiempo a más, y claro, ya tengo al G. en pie de guerra cada dos por tres, colocándome tuppers en cuanto me despisto para que coma cosas un poquito más sanas y yo diciéndole que no se preocupe, pero así entre nosotros ya que él pasa de leer el blog, yo creo que es lo único que me está salvando de tener el estómago hecho papilla, pero es que lo peor de todo es que curiosamente me estoy haciendo adicto a los fideos chinos estos instantáneos, no creo que sean demasiado saludables, pero están buenos todo hay que decirlo.

En fin, una lástima porque con éste título de post, yo también esperaba algo más animadito y es que ni para eso tengo tiempo casi aunque parezca mentira, pero ya vendrán tiempos mejores, y espero que pronto además porque el aumento de unos polvos y la escasez de otros pueden hacer mucho mal a las cabezas (y aquí que cada uno piense lo que quiera).





18 comentarios:

  1. ¡Jajajaja!...y mi vil mente sucia como dices tú pensando que vivías a base de los otros polvos y yo pensando "¡ay que me lo van a dejar escuchimizao!"...bueno de todo esto puedes sacar de positivo que tienes un amor de G, que se preocupa por ti y te abastece de alimentos saludables para que no te pongas malito y te cuides mientras pasa la tormenta ahí fuera, que es que si combinas el estrés con una mala alimentación, entonces sí que acabas hecho polvo pero en este caso polvo del chungo.
    Cuídate y que pase pronto esta mala racha, ¿vale? Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A base de más polvos de los otros habrá que bajar las calorías del pastel de tu blog :-D

      Eliminar
    2. ¡Jajajajajaja! ufff muchos polvos harían falta para eso, no hay cuerpo que aguante tanto mambo

      Eliminar
    3. jajaja vaya dos, bueno ya habrá tiempo para poder cambiar de tipo de polvos ;-)

      Eliminar
    4. Como decía mi abuela, si se echan los polvos adecuados, el resultado es más apetitoso, jajaja.
      Claro que ella hablaba de asuntos estrictamente culinarios...

      Eliminar
    5. Pero vaya dos revoltosos, se os habla de polvos y os despendoláis ;-)

      Eliminar
  2. Yo también he pensado mal (¿o bien?) al ver el título. Necesito más bromuro en mi dieta, jajaja.

    Bueno es que las cosas a nivel laboral se vayan tranquilizando un poco. Mientras tanto, disfruta de los tupper y que los otros polvos no te dejen el estómago hecho unos zorros.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya solo me queda otra semanita de maratón, asi que queda menos, de momento hoy he hecho acopio de tuppers de nuevo jejeje

      Eliminar
  3. No me des ideas de los fideos chinos instantáneos, que yo todas las guarrerías las pruebo (iba a poner guarrerías de comer, pero mejor lo dejo en guarrerías de comprar en el super).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ummmm corramos un tupido velo sobre las guarrerias que pruebas jejeje

      Eliminar
    2. Eso es herencia de mi progenitor, que ve algo nuevo en el super y hala, pal carro. Y ahora que vivo yo solito voy y hago lo mismo... lo que me ha llevado a probar Fantas a cada cual más asquerosa, varios tipos de galletas, sopas instantáneas, platos precocinados...

      Eliminar
  4. Como te cuida G, no te puedes quejar eh? A mí me gusta probar esas cosas y sobre los fideos que dices me gustan más los nuevos, esos que se cuelan y luego se les echa la salsa pero vamos, también hay cosas que se pueden hacer en casa y no llevan mucho tiempo, sobre todo si tienes robot de cocina. Yo el mío lo uso cuando estoy con el vago subido y no quiero comer fuera.

    Abrazotes y ánimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, los que se dan la vuelta están más ricos, lo que pasa que puse la primera foto que aparecía, el problema con esos es que al darle la vuelta te acabas quemando los dedos si o si. Eso me dice mucha gente que tendría que comprar una thermomix pero es que vaya precios

      Eliminar
  5. Cuidado con los precocinados, nen, que entramos en unas edades que...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero bueno me estás llamando vieja :-((((((

      Eliminar
  6. Ainssssss, G.. ¡qué remajísimo es y cómo te mima! L'amour...

    ¡Yuju, minimejora laboral! Lo nunca visto. Que dure. Que dure la minimejora y, sobre todo, que dure G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno si, he pasado de tener el peor horario del departamento a tener el segundo peor horario a cambio de hacer combinaciones de turnos infernales, así es mi jefe de majo, pero bueno, menos da una piedra

      Eliminar